Crean un material vivo que se comporta como un humano

Inspirado en pulpos y otras criaturas marinas, el robot desarrollado con material vivo es el primero en su tipo en alcanzar capacidades humanas presentando una contextura blanda similar al tejido orgánico. Tiene amplias habilidades: camina a la velocidad de una persona, recoge cargas y las lleva hacia otra ubicación seleccionada, trepa pequeños cerros y además puede bailar ritmos urbanos.

Fue creado por investigadores de la Universidad Northwestern, y el estudio que lo sustenta fue recientemente publicado en la revista Science Robotics.

El robot posee un 90% de agua en su composición, y según un comunicado su tamaño alcanza solamente un centímetro.

No requiere complejos sistemas de hardware para su funcionamiento, tampoco energía eléctrica o mecanismos hidráulicos.

Se activa solamente con la luz y se mueve en función de un campo magnético giratorio externo.

Su forma, similar a una especie de pulpo cuadrúpedo, es ideal para el contexto en el que funciona, ya que se ubica dentro de un tanque repleto de agua.

Aunque parece realmente un desarrollo futurista, en verdad las tecnologías empleadas son relativamente sencillas dentro del campo de la robótica.

Entre los usos que podría tener esta tecnología destaca la identificación y análisis de diferentes reacciones químicas, la eliminación de partículas no deseadas en entornos específicos o la administración con máxima precisión de fármacos en células o tejidos concretos y de difícil acceso.

Es ideal para su uso en entornos acuáticos, pero los investigadores creen que sus movimientos pueden personalizarse aún más, extendiendo así su campo de aplicación.

Fuente: www.elperiodico.com